Ir a Tecnología
Ir a Videojuegos
Ir a Fotografía
Ir a Hogar
Nest termóstato: la solución smart y en línea para la calefacción

Nest termóstato: la solución smart y en línea para la calefacción

di Simone Sala
Specialist Smart Home
actualizado el 20 de junio de 2019
2 usuarios han encontrado útil esta guía
2 utenti hanno trovato utile questa guida
N.B. La guía Nest termóstato está monitoreada y actualizada mensualmente con las nuevas salidas del mercado. Para mayores detalles sobre cómo realizamos nuestras guías te recomendamos que visites: Cómo Trabajamos. La última actualización es de Agosto 2019.

En esta guía se habla del Nest termóstato, un producto inteligente y conectado que puede mejorar el confort del hogar y reducir el consumo de energía, a la vez que reduce el coste de la factura.

Nest termóstato: cuál comprar y por qué usarlo

En nuestra guía de los mejores termostatos WiFi hemos hablado de diferentes marcas que incluyen en sus catálogos tanto termostatos conectados como válvulas termostáticas, por lo que son soluciones que también son adecuadas para aquellos que disponen de un sistema de calefacción central sin termostato independiente. Nest no es una de las marcas que ofrece este tipo de solución, por lo que su termostato Nest Learning Thermostat -como se ha denominado a la tercera generación de Nest termostatos– es la solución ideal sólo para aquellos que disponen de un sistema de calefacción independiente, o de una caldera central con termostatos independientes para cada apartamento.

Nest fue una de las primeras empresas en desarrollar esta nueva generación de termostatos, que ahora llamamos inteligentes y conectados. El primer término, inteligente (o smart) se refiere al hecho de que este tipo de termostato a menudo está equipado con algoritmos que pueden gestionar el clima de la casa con la máxima eficiencia, anticipando las condiciones climáticas cambiantes y aprendiendo (de ahí también el término Learning, utilizado en el termostato Nest de tercera generación) a gestionar el comportamiento climático de la casa, o cómo se calienta y cómo dispersa el calor. Cruzando los distintos datos adquiridos por los sensores, la información meteorológica recogida por Internet (por eso está conectada), y nuestros hábitos y preferencias, el termostato Nest consigue obtener el mejor confort en el hogar con el mínimo consumo de energía, aportando además un considerable ahorro en la factura que, en la mayoría de los casos, amortiza el coste ya desde el primer año de uso.

Dijimos que el Nest termostato de 3ª generación está conectado a la red para adquirir datos, pero el otro aspecto importante es el del control remoto. Gracias a la aplicación Nest o smart home ecosystems, puede monitorizar el estado del termostato, cambiar la temperatura y controlar el consumo desde cualquier lugar y en cualquier momento. Sin embargo, en la mayoría de los casos bastará con dejarla funcionar de forma independiente, hasta el punto de que casi podríamos olvidarnos de ella, pero con la conciencia de que no estamos malgastando energía, y encontrando siempre la casa en condiciones climáticas ideales.

Averigüemos más sobre el termostato de tercera generación Nest (Nest Learning Thermostat), cómo se puede instalar – veremos que hay dos maneras – y cómo funciona.

Nest Learning Thermostat

El Nest Learning Thermostat viene con todo lo que necesitas para su instalación en la pared. Además del termostato Nest de tercera generación, existe otro componente esencial, el Heat Link, que es el relé que se conecta a la caldera. El primer método de instalación, el más clásico, requiere de hecho que el Heat Link esté conectado con cables eléctricos tradicionales a la caldera, un poco como los antiguos termostatos, mientras que a su vez el termostato Nest está conectado al Heat Link para la alimentación, que se realiza a baja tensión. Sin embargo, la comunicación entre los dos componentes también viaja a través de ondas de radio, a través del protocolo Nest Weave. La conexión con el router Wi-Fi para la conexión a Internet, por otro lado, se realiza por el termostato a través de la clásica Wi-Fi, tanto a 2,4 GHz como a 5 GHz.

El otro método de instalación permite mantener el termostato del Nido desconectado del Heat Link, o mejor dicho, conectado sólo a través de ondas de radio. En este caso no es posible utilizar el termostato a pilas, pero será necesario seguir alimentando el termostato a través de una toma de corriente. Si desea colocar el termostato sobre una mesa o un mueble, es necesario comprar por separado el soporte adecuado para ello. La razón por la que el termostato Nest no funciona con baterías, a diferencia de algunos productos de otras marcas, es que tiene una pantalla LCD a color, llena de información y características.

La interfaz de la pantalla redonda se navega a través de la dial que rodea todo el cuerpo del dispositivo, girándolo y haciendo clic en la pantalla que actúa como un botón grande. Desde aquí podemos cambiar muchos ajustes, ver el estado de la temperatura, humedad y consumo, así como el tiempo. Incluso cuando el Nest termostato no está en uso, podemos mantener la pantalla encendida, como si fuera un reloj o una pequeña estación meteorológica, o elegir encenderla sólo cuando pasamos cerca de ella gracias al sensor de proximidad. Hablando de sensores, el Nest Learning Thermostat tiene varios sensores para medir la temperatura en diferentes puntos de la habitación y trazar un promedio, uno para la humedad, y otros que proporcionan características avanzadas como el bloqueador solar. A través de esta característica el termostato entenderá cuando se ve directamente afectado por la radiación solar, evitando así proporcionar un valor de temperatura completamente falseado.

Toda la información y más se puede obtener a través de la aplicación para smartphones, donde sin duda es más cómodo y fácil programar todas nuestras preferencias en términos de temperatura durante los días de la semana y las diferentes franjas horarias; Nest termostato también nos dará consejos sobre cómo mantenernos en un rango de consumo considerado respetuoso con el medio ambiente. Obviamente, podemos decidir cambiar la temperatura en cualquier momento y apagar o encender el termostato a distancia. Otra función importante y actual es la de geolocalización, que permite al Nest termostato detectar la posición aproximada de los smartphones de cada miembro del hogar, apagando automáticamente la calefacción cuando la casa permanece vacía, incluso en un momento no esperado.

El termostato Nest también se puede utilizar para regular la generación de agua caliente sanitaria y es compatible con el estándar OpenTherm. Esto permite una mayor reducción del consumo con la nueva generación de calderas de condensación que cumplen esta norma. Hablando de los ecosistemas demóticos más comunes, por contrasto, encontramos compatibilidad con Google Assistant y Amazon Alexa, así como con el sistema IFTTT, que permite al termostato interactuar con otros accesorios para el hogar inteligente en cadenas de causa-efecto. Desafortunadamente, aunque existe una aplicación bien hecha para iOS, el ecosistema HomeKit todavía no está soportado, lo que hace que, al menos para los usuarios de Apple, este producto sea menos atractivo que otros que son compatibles con él – y eso lo puedes encontrar en nuestra guía de los mejores termostatos WiFi. Puedes comprar el Nest termostato inteligente en una variedad de colores y acabados, para adaptarse mejor a cualquier ambiente y gusto personal. En cuanto a la instalación, puedes proceder de forma independiente si tienes un poco de experiencia y facilidad en el campo eléctrico, o puedes confíar en un instalador de Nest Pro o en tu electricista de confianza.

Puedes comprar Nest Learning Thermostat (3° gen) en Amazon o si lo prefieres en eBay Alternativamente Nest Learning Thermostat (3° gen) está disponible en la variante Supporto da tavolo per Nest by Holaca .

2 usuario han encontrado útil la guía de compras. ¿Tú también?
Si tienes más dudas preguntale a Simone Sala a traves de la sección comentarios.