Ir a Tecnología
Ir a Videojuegos
Ir a Fotografía
Ir a Hogar
Tarjetas gráficas gaming: cuál comprar

Tarjetas gráficas gaming: cuál comprar

di Matteo Gobbi
Specialist Montar PC gaming
actualizado el 12 de diciembre de 2018
6940 usuarios han encontrado útil esta guía
6940 utenti hanno trovato utile questa guida
"N.B. Esta guía sobre las Tarjetas gráficas gaming está monitoreada y actualizada mensualmente con las nuevas salidas del mercado. Para mayores detalles sobre cómo realizamos nuestras guías te recomendamos que visites: Cómo Trabajamos. La última actualización es del Enero 2019."

El objetivo principal de este artículo es sugerirte las tarjetas gráficas gaming que mejor se adapten a tus necesidades, un componente sobre el que cada vez más se está volcando la responsabilidad con el avance de las tecnologías. Como su nombre indica, se encarga de casi todo lo que ocurre en la pantalla, proporcionando una ventaja considerable en el rendimiento de las aplicaciones gráficas profesionales y de los juegos. El procesador y la tarjeta de vídeo son, de hecho, las principales unidades de procesamiento de tu PC, que determinarán las capacidades informáticas. Por esta misma razón, estos dos componentes representan la mayor parte del coste total de una configuración. Pero no se deje tentar, elije soluciones equilibradas en su totalidad, para evitar frenar los componentes más potentes. Así que vamos a averiguar cuáles son los criterios para elegir las mejores tarjetas gráficas gaming.

Tarjetas gráficas gaming: cuál comprar

Las tarjetas de vídeo (o GPUs) están diseñadas exclusivamente por los dos gigantes mundiales AMD y Nvidia, que han dominado este panorama durante más de una década. Estas empresas (reconocidas por los colores rojo y verde respectivamente) se encargan de la arquitectura de sus chips, dejando a menudo en manos de los socios el sistema de refrigeración y otras personalizaciones de la tarjeta, como ASUS, MSI o Gigabyte. Por lo tanto, hay productos creados íntegramente por los dos gigantes mencionados anteriormente, a menudo llamados de reference o Founders Edition en el caso de Nvidia, que trataremos de evitar dada la baja capacidad de disipación; y productos en colaboración con terceras empresas, llamados custom, que cuentan con características mejoradas de refrigeración y refinamiento. Pero esto es sólo información superficial para elegir las tarjetas gráficas gaming.

¿Cuál es la situación actual entre los dos rivales? ¿A favor de quién se inclina el platillo de la balanza? A pesar del reciente lanzamiento de las tarjetas de vídeo AMD Radeon Vega, la arquitectura Pascal de Nvidia sigue dominando un año después. La eficiencia de las últimas placas y la optimización del software, gracias a la gran cuota de mercado ganada a lo largo de los años, siguen dejando a Nvidia en una cómoda posición de liderazgo. Gracias a sus márgenes, la serie de videojuegos más importante en circulación favorecerá en su mayor parte a las GPUs Nvidia. Esta no es una situación que nos guste, dado que la falta de competencia nunca es buena para el consumidor, pero ciertamente no se puede culpar al innegable y excelente trabajo del competidor verde. Intentaremos explicar las fortalezas de los dos competidores a lo largo de nuestra guía, ya que a pesar de todo la disponibilidad de las tarjetas de vídeo Radeon tiende a ser escasa.

Proporcionaremos una visión general de los detalles técnicos relacionados con las diversas tarjetas gráficas gaming de Nvidia y AMD, pero dada la diferencia arquitectónica entre las dos soluciones, sólo consideraremos una parte de estos datos. Por lo tanto, nuestra elección se basará más en los resultados obtenidos de los benchmark y en los diversos aspectos que determinarán la experiencia general del usuario. Vayamos al grano, con nuestra selección de tarjetas gráficas gaming organizadas por el rango de precio.

Gama baja: menos de 200€

Esta gama es adecuada para una configuración básica (entry-level), pero podrá ofrecer un rendimiento satisfactorio en juegos de 1080p. Nuestras propuestas sólo tienen en cuenta los últimos productos disponibles en el mercado, por lo que no recomendamos que bajes el precio para la GPU. Más abajo encontrarás productos como el Nvidia GT 710 o el AMD R5 230, productos lanzados hace más de 3 años que ya no ofrecen un rendimiento competitivo por el precio al que se venden.  No obstante eso, te aconsejamos que sigas nuestra selección de productos, siempre que el presupuesto lo permita. Mientras tanto, siempre puedes esperar de comprar una nueva tarjeta gráfica gaming y mientras tanto utilizar el procesador gráfico integrado. Sin embargo, asegúrate de tener las salidas de vídeo necesarias; encuentre nuestras nuestra guía para comprar la mejor placa base para juegos en este sentido. Entonces, ¿cuáles son las tarjetas gráficas gaming más adecuada?

 

Gigabyte GeForce GTX 1050 Windforce OC 2 GB

Empezamos nuestra recopilación de las mejore tarjetas gráficas gaming con este modelo. Esta tarjeta de vídeo monta 640 CUDA core junto con una memoria VRAM GDDR5 de 2 GB y una interfaz de 128-bits. La GPU tiene un TDP declarado de 75 W que requiere un conector de 6 pines para la fuente de alimentación.

La GeForce GTX 1050 es el verdadero punto de partida para una configuración duradera, la tarjeta de videojuegos ideal para aquellos con un presupuesto reducido. El rendimiento de esta GPU satisfará a los primeros usuarios que se conecten al mundo de los ordenadores o a aquellos que deseen actualizar las capacidades gráficas de su sistema. Cualquiera que sea el uso, la GTX 1050 te dará una idea de lo que un PC puede hacer.Una pequeña pero satisfactoria GPU para los juegos.

Puedes comprar Gigabyte GeForce GTX 1050 Windforce OC 2 GB en Amazon o si lo prefieres en eBay

Gigabyte GeForce GTX 1050 Windforce OC 2 GB
Precio recomendado: € 158.29Precio: € 152.52

ASUS Cerberus GeForce GTX 1050 Ti 4 GB

Esta tarjeta de vídeo monta 768 núcleos CUDA junto con una memoria VRAM GDDR5 de 4 GB y una interfaz de 128 bits. La GPU tiene un TDP declarado de 75 W sin necesidad de potencia adicional.

Como su nombre indica, la GeForce GTX 1050 Ti es una versión ligeramente mejorada de la GTX 1050. Este cambio se debe principalmente a los 4 GB de memoria, lo que aumenta el número de núcleos CUDA en un 20%. Esto significa que a pesar de la mayor capacidad de memoria, no se desviará tanto del rendimiento de su hermana menor. Normalmente, nuestra elección se orientaría hacia la GTX 1060, pero los recientes precios exagerados de esta última hacen de la GeForce GTX 1050 Ti una tarjeta de vídeo con una válida relación precio/rendimiento.

Puedes comprar ASUS Cerberus GeForce GTX 1050 Ti 4 GB en Amazon o si lo prefieres en eBay

ASUS Cerberus GeForce GTX 1050 Ti 4 GB
Precio recomendado: € 246Precio: € 186

Gama media: de 200€ a 400€

Este rango de precios se ve muy afectado por el problema de mining, siendo el compromiso correcto entre precio y rendimiento para la mayoría de los usuarios de PC. No encontraremos ninguna tarjeta de vídeo AMD de última generación a precios razonables – podemos olvidarnos de la RX 570 o RX 580, que son particularmente ideales en el mining. Las GPUs de esta gama ofrecerán un rendimiento excelente y completo, lo que nos permitirá aumentar el nivel de detalle en los juegos a 1080p y 1440p”. A continuación hemos seleccionado nuestra opción personal de tarjetas de videojuegos en este rango de precios.

Gigabyte GeForce GTX 1060 Windforce OC 3 GB

Esta tarjeta de vídeo monta 1152 núcleos CUDA junto con una memoria VRAM GDDR5 de 3 GB y una interfaz de 192 bits. La GPU tiene un TDP declarado de 120 W que requiere un conector de 6 pines para la fuente de alimentación.

La GeForce GTX 1060 de 3 GB es un claro paso adelante en comparación con las soluciones anteriores, ya que ofrece unas características técnicas mucho más sustanciales. De hecho, encontramos un número mucho mayor de núcleos CUDA, una interfaz de memoria de 192 bits y buenas frecuencias. Todo esto resultará en un excelente rendimiento en juegos a 1080p, alcanzando los 60 FPS deseados. En resumen, la GTX 1060 de 3 GB es, desde nuestro punto de vista, la mejor tarjeta de videojuegos de gama media, posicionándose muy bien en el mercado y ofreciendo un rendimiento digno de una autentica configuración de juego.

Puedes comprar Gigabyte GeForce GTX 1060 Windforce OC 3 GB en Amazon o si lo prefieres en eBay

Gigabyte GeForce GTX 1060 Windforce OC 3 GB
Precio recomendado: € 350Precio: € 228.68

Gigabyte Aorus GeForce GTX 1060 6 GB

Seguimos nuestra guía sobre las ‘tarjetas graficas gaming’. Esta tarjeta de vídeo monta 1280 núcleos CUDA junto con una memoria VRAM GDDR5 de 6 GB y una interfaz de 192 bits. La GPU tiene un TDP declarado de 120 W que requiere un conector de 6 pines para la fuente de alimentación.

Al igual que la anterior GTX 1050 Ti, la GeForce GTX 1060 6 GB es una versión mejorada del modelo de 3 GB. Los atractivos 6 GB de memoria destacan inmediatamente, lo que en algunas situaciones puede resultar crucial para mantener el rendimiento, aunque la GTX 1060 3 GB tiene en general una mejor relación precio/rendimiento. El número de núcleos CUDA también es ligeramente superior, lo que supone una ventaja sobre la hermana menor de entre el 10 y el 15%. Por lo tanto, podemos considerar que es la GeForce GTX 1060 definitiva, capaz de soportar cualquier necesidad de VRAM de la última generación de títulos”.

Puedes comprar Gigabyte Aorus GeForce GTX 1060 6 GB en Amazon o si lo prefieres en eBay

Precio recomendado: € 372.12Precio: € 359.9

Gama alta: de 400€ a 600€

También aquí encontramos una situación de altibajos debido al mining que a menudo resulta en una baja disponibilidad de productos o costos muy por encima de su precio recomendado. Las tarjetas de vídeo AMD RX Vega, en particular, se encuentran atrapadas en esta espiral de problemas desde el día de su lanzamiento, lo que hace muy difícil recomendarlas. Como nota positiva, esta banda se caracteriza por sus brillantes actuaciones dirigidas a los power user y a los aficionados a los videojuegos. Gastar estas cifras en la tarjeta de vídeo supone que el resto de la configuración es igualmente capaz, siempre trata de equilibrar todo el sistema. Aquí tienes nuestra selección de tarjetas de videojuegos en este segmento de mercado.

Gigabyte GeForce GTX 1070 Ti Windforce 8 GB

Esta tarjeta de vídeo posee 2432 CUDA core junto con una memoria VRAM GDDR5 de 8 GB y una interfaz de 256 bits. La GPU tiene un TDP declarado de 180 W que requiere un conector de 8 pines para la fuente de alimentación.

La última incorporación a la serie Pascal es, sin duda, un producto bien recibido en el mercado del hardware. Vemos cómo el rendimiento es muy similar al de la GeForce GTX 1080, ofreciendo casi la misma experiencia a un precio más bajo. Las diferencias radican principalmente en el tipo de VRAM utilizado, la GeForce GTX 1070 Ti no es, de hecho, valiosa en cuanto a la GDDR5X, pero adopta un número ligeramente inferior de núcleos CUDA. Las características restantes son muy similares a las del hermano mayor, convirtiéndose de hecho en un producto muy valioso y relativamente competitivo.

Puedes comprar Gigabyte GeForce GTX 1070 Ti Windforce 8 GB en Amazon o si lo prefieres en eBay

Gigabyte GeForce GTX 1070 Ti Windforce 8 GB
Precio recomendado: € 479Precio: € 479

ASUS ROG STRIX GeForce GTX 1080 8 GB

Esta tarjeta de vídeo monta 2560 CUDA core junto con una memoria  VRAM GDDR5X de 8 GB y una interfaz de 256 bits. La GPU tiene un TDP declarado de 200 W que requiere un conector de 8 pines para la fuente de alimentación.

La GeForce GTX 1080 es una solución sólida para los usuarios más exigentes que buscan las mejores tarjetas gráficas gaming. Gracias a un nuevo aumento de las especificaciones técnicas, podemos alcanzar niveles muy altos de rendimiento. La GTX 1080 es la primera acompañada de memorias GDDR5X, una mejora satisfactoria en el rendimiento y la eficiencia en comparación con la GDDR5 ampliamente aprobada. La encarnación del poder y la eficiencia de la arquitectura Pascal.

Puedes comprar ASUS ROG STRIX GeForce GTX 1080 8 GB en Amazon o si lo prefieres en eBay

ASUS ROG STRIX GeForce GTX 1080 8 GB
Precio recomendado: € 779Precio: € 2212.48

Gama extrema: más de 600€

El rango extremo es la cumbre de la GPU, el máximo que puedes esperar de este componente. Encontramos un rendimiento sin concesiones, ideal para las estaciones de trabajo más exigentes y para los juegos de 4K. Estas tarjetas gráficas gaming poseen los diseños más atractivos de cada fabricante, incluyendo sus últimas funciones. En resumen, es la adición correcta para una configuración impresionante, preferiblemente acompañada de Intel Core i7 8700K o AMD Ryzen 7 1700X. Cada una de las siguientes GPUs puede describirse como una tarjeta de vídeo para juegos extrema, la punta de lanza de esta generación.

MSI GeForce GTX 1080 Ti Gaming X Trio

Esta tarjeta de vídeo monta 3584 CUDA Core junto con una memoria VRAM GDDR5X de 11 GB y una interfaz de 256 bits. La GPU tiene un TDP declarado de 250 W que requiere dos conectores de 8 pines para la alimentación.

Finalmente llegamos a la monstruosa GTX 1080 Ti, la mejor tarjeta de vídeo de consumo fabricada por Nvidia. La Titan XP tiene (casi) las mismas características y cuesta mucho más, por lo que la GTX 1080 Ti es la compra más razonable en este momento. El colosal 3584 CUDA Core y la interfaz de memoria de 352 bits son el último paso para la tarjeta de vídeo definitiva. Además de los 11 GB de memoria GDDR5X, no hay nada que podamos desear de una GPU. Por último,  se nota el toque de MSI, con un diseño cautivador y una excelente mezcla de disipación y silencio.

ASUS GeForce RTX 2080

Esta tarjeta de vídeo de última generación cuenta con 2944 CUDA Core junto con una memoria VRAM GDDR6 de 8 GB y una interfaz de 256 bits. La GPU tiene un TDP declarado de 215 W que requiere un conector de 8 pines y otro de 6 pines para la alimentación.

Por último, cerramos nuestra revisión de las tarjetas de vídeo con la última generación de GPUs, disponible a partir del 20 de septiembre, la RTX 2080. Esta placa cuenta con la última interfaz de Turing, en la que Nvidia ha trabajado durante unos diez años para poder ofrecer un producto cuya interfaz de hardware proporciona procesadores dedicados para gestionar múltiples funciones, entre las que destaca sin duda la inteligencia artificial para el rendering de la nueva función de Ray Tracing. No te dejes engañar por la aparentemente inferior ficha técnica, esta ASUS GeForce RTX 2080 tiene un rendimiento superior al de cualquier GPU, tan superior que cuenta con el mayor gap generacional en la historia de la compañía.

¿Es una tarjeta para todos? Absolutamente no. En este momento hay muy pocos juegos que poseen la integración de RTX, e incluso es cuestionable hasta qué punto este efecto se utiliza correctamente -aunque los resultados ya sean notables-, pero esto no impide que en la actualidad sea la solución RTX con la mejor relación calidad-precio, y si estás interesado en comprar estas tarjetas de videojuegos de forma inmediata, ciertamente no podemos desaconsejarte su compra.

Puedes comprar ASUS GeForce RTX 2080 en Amazon o si lo prefieres en eBay

ASUS GeForce RTX 2080
Precio recomendado: € 935.5Precio: € 935.5

Cómo ensamblar la tarjeta gráfica

Una vez que ayas elegido tu favorita entre las tarjetas gráficas gaming del mercado, el paso siguiente es el montaje. Al igual que con la RAM, la instalación de la tarjeta de vídeo es muy sencilla. Una vez instalados los componentes anteriores en la placa base e insertada en el interior de la carcasa, basta con colocar la tarjeta de vídeo en la ranura PCI-Express (normalmente situada justo debajo del socket de la CPU), teniendo siempre cuidado de no tocar con las manos los pines dorados de la tarjeta. En este punto, la placa madre debe bloquear el dispositivo, que permanecerá firmemente anclado a su posición.

No olvides quitar las placas traseras de la carcasa para dejar espacio para la GPU. Estos últimos sirven para proteger los componentes internos de cuerpos externos, pero también para asegurar un flujo de aire óptimo. La extracción se realiza normalmente con tornillos fijados en la parte superior, pero puede variar según la caja que tengas; en caso de dudas consulta el manual.

También presta atención al tamaño de la tarjeta de vídeo, especialmente comprueba la longitud y asegúrate de que la carcasa tenga suficiente espacio para alojar la GPU. Más aún si estás tratando de comprar una tarjeta de vídeo grande y de alta calidad.

El último paso es conectar la fuente de alimentación adicional, que proviene de la fuente de alimentación. Asegúrate de llenar todas las ranuras de alimentación de tu tarjeta de vídeo, un requisito necesario para su funcionamiento. Evita el uso de adaptadores; si tu fuente de alimentación no tiene los cables necesarios, lo más probable es que no sea de buena calidad. Comprar una fuente de alimentación puede parecer una molestia, pero es mucho mejor que perder sus componentes en un repentino mal funcionamiento de la fuente de alimentación de mala calidad. Una vez que hayas conectado todo correctamente, conecta el cable de vídeo a la salida de la GPU y ¡listo!

6940 usuario han encontrado útil la guía de compras. ¿Tú también?
Si tienes más dudas preguntale a Matteo Gobbi a traves de la sección comentarios.