Ir a Tecnología
Ir a Videojuegos
Ir a Fotografía
Ir a Hogar
Mejores placas base: cómo seleccionarlas e instalarlas en tu PC

Mejores placas base: cómo seleccionarlas e instalarlas en tu PC

di Claudio Carelli
Specialist Componente de un ordenador
actualizado el 13 de marzo de 2019
3926 usuarios han encontrado útil esta guía
3926 utenti hanno trovato utile questa guida
N.B. La guía Mejores placas base está monitoreada y actualizada mensualmente con las nuevas salidas del mercado. Para mayores detalles sobre cómo realizamos nuestras guías te recomendamos que visites: Cómo Trabajamos. La última actualización es de Octubre 2019.

Esta guía de compras está dedicada a las mejores placas base, el elemento que actúa como un puente entre todos los componentes del ordenador y les permite operar armoniosamente. Gracias a esta característica se define el potencial de la configuración, extendiendo o limitando las capacidades de hardware y software del sistema. Por sí solo, sin embargo, no puede tener un impacto significativo en el rendimiento de la computadora. Precisamente por este motivo, es bueno elegir primero el mejor procesador que desempeñe un papel crucial en la construcción del ordenador. Sin embargo, los criterios para comprar la mejor placa base no deben subestimarse, prestando especial atención a la compatibilidad.

¿Estás armando un ordenador desde cero? Puedes inspirarte a nuestra elección personal de compilaciones completas de ordenadores gaming, el equilibrio adecuado y la máxima compatibilidad de componentes.

Las mejores placas base para comprar

Las placas base (también llamadas motherboards o abreviadas mobo) están diseñadas principalmente por cuatro competidores principales: ASUS, MSI, Gigabyte y ASRock. Otras marcas se dedican a este sector, sin embargo, juegan un papel marginal que podemos considerar nicho. Dada la naturaleza de la placa base, es uno de los componentes más difíciles de interpretar con una cantidad infinita de propuestas y características técnicas. Por lo tanto, buscamos aclarar estos aspectos antes de analizar las mejores placas base en el mercado.

 

Comencemos desde los puertos ubicados en la parte trasera de la PC:

  • USB 2.0: las puertas blancas clásicas que encontrarás en todas partes. Pueden alcanzar una velocidad de alrededor de 40 MB/s.
  • USB 3.1 Gen 1: anteriormente conocido como USB 3.0 se ha renombrado oficialmente con este nuevo código. Se caracterizan por el color azul típico y llegan a una velocidad de aproximadamente 400 MB / s.
  • USB 3.1 Gen 2: también renombrado del anterior USB 3.1 y es el último estándar USB. Generalmente se distinguen por el uso de un color característico que varía según el fabricante, llegando a una velocidad de alrededor de 900 MB / s.
  • USB Type-C: un nuevo formato USB bastante popular en la industria de los teléfonos inteligentes. Simplemente representa la forma del conector y puede adoptar cualquiera de los estándares anteriormente mencionados.
  • Salidas de video: conectores como el popular HDMI o DisplayPort, ambos capaces de transferir audio y vídeo. Mientras DVI y VGA podemos considerarlos formatos obsoletos, incluso si todavía se utilizan. Las salidas de vídeo en la placa base funcionan exclusivamente a través de la gráficos integrados del procesador instalado.
  • Puerto Ethernet: para conectividad de red, normalmente se usa para conectarse a Internet.
  • Jack de audio: para la transmisión de la señal audio, los más utilizados son el jack verde para los altavoces y el jack rosa para el micrófono. Las placas base modernas suelen estar equipadas con un conjunto de conectores para sistemas surround, todo regulado por el chip de sonido integrado.

Veamos ahora las características en el cuerpo de la placa base:

  • RAM: las ranuras de RAM presentes, generalmente dos o cuatro. Pueden acomodar un único tipo de memoria, por ejemplo, la memoria RAM DDR4 más reciente. También en nuestro portal, puedes encontrar la guía de compras dedicada a los mejores memorias RAM.
  • SATA: los tradicionales puertos reservados para dispositivos de almacenamiento, pueden acomodar tanto HDD como SSD. Para obtener más información, puedes consultar nuestra guía dedicada a la compra de disco duro interno.
  • PCIe: ranuras de expansión genéricas que pueden acomodar tarjetas de red, tarjetas de sonido o agregar puertos USB, pero principalmente se usan para la tarjeta gráfica dedicada, de la que puedes encontrar mayores detalles en nuestra guía para los mejores tarjetas gráficas.
  • M.2: un formato reciente diseñado para cumplir con los requisitos de las últimas tecnologías SSD. Para obtener una descripción completa, te remitimos a nuestra guía de compras para elegir la mejores SSD.

Finalmente, el BIOS hará un seguimiento de todas estas especificaciones, dando la posibilidad, si es necesario, de ajustar numerosos parámetros. Aquí podemos calibrar la velocidad del ventilador, los dispositivos de arranque, el overclocking y mucho más. Pero no tengas miedo, no es algo con lo que necesariamente tendrás que lidiar. De hecho, al compararnos con la realidad de los productos, cualquier placa base tiene requisitos más que suficientes para una configuración normal.

Yendo más allá del aspecto técnico, incluso el diseño podría ser un factor a evaluar, favoreciendo un aspecto más vivo o más neutral. Sin embargo, depende de ti decidir cuál es la mejor placa base para tus necesidades.

Teniendo en cuenta esta premisa, ¿cómo se dividen las distintas propuestas de la placa base? ¿Cuáles son las diferencias reales? y ¿cómo identificar las mejores placas base? Antes que nada, trazamos una línea entre las placas base Intel y las motherboards AMD. Es muy importante entender que una placa base sólo es compatible con un procesador de la misma marca. En ningún caso será posible operar un procesador Intel, por ejemplo, con una placa base AMD. Esta compatibilidad está definida por el socket, la ranura física que debe coincidir con el socket indicado en la CPU. No te preocupes, nuestras guías siguen constantemente las últimas noticias, asegurando la compatibilidad de los componentes recomendados. El resto de los componentes del ordenador pueden ser utilizados por ambas marcas, con la excepción de algunas excepciones muy raras.

Entonces, el chipset desempeña un papel fundamental, el bus de comunicación definido por Intel y AMD. Los dos gigantes de las CPU para delinear los límites y la capacidad de expansión en las especificaciones de la placa base, dejando sin embargo la posibilidad de que los fabricantes personalicen algunos aspectos. Veamos qué significa esto en la práctica, al analizar las últimas propuestas del mercado.

  • Las placas base Intel de octava generación utilizan el socjket LGA1151 y se subdividen en los chipset Z370, H370, B360 y H310.
  • Las placas base AMD utilizan una estrategia similar, usan el socket AM4 y segmentan los chipset X470, X370, B350 y A320.

Otra característica importante es el factor de forma (factor form), que es el tamaño que puede tener la placa base. Diferentes tamaños claramente imponen diferentes límites: un mobo grande requerirá una caja más grande, mientras que uno más pequeño limitará la cantidad de ranuras presentes. Los estándares de nuestro interés son los ampliamente aprobados por la industria del hardware: EATX, ATX, micro-ATX y mini-ITX.

Finalmente, vayamos al grano con nuestra selección personal de las mejores placas base, organizada por rango de precio.

Gama baja, menos de 70€

¿Deseas mantener bajos los costes y obtener una configuración sólida? Estas placas base serán una excelente base para el resto de los componentes, y al mismo tiempo mantiene una capacidad de expansión satisfactoria. Lo ideal sería utilizar gráficos de procesador integrados, evitando así gastar cantidades significativas en una tarjeta de vídeo dedicada. Nuestra selección está realizada precisamente para este propósito, ¿cuáles son las mejores placas base para favorecer este enfoque?

Gigabyte AB350M-DS3H (Placa madre AMD)

Entre las mejores placas base de gama baja, esta placa base micro-ATX admite procesadores con Socket AM4 y puede almacenar hasta 64 GB de memoria en cuatro ranuras DDR4 RAM. Está equipada con dos ranuras PCIe x16 y una ranura PCIe x1, así como cuatro puertos SATA y una ranura de almacenamiento M.2. En la parte trasera encontramos cuatro puertos USB 3.1 Gen 1 y cuatro puertos USB 2.0. También tiene la posibilidad de overclocking CPU y RAM.

El modesto Gigabyte con chipset B350, que se destaca de la multitud por un detalle muy importante. Esta placa base nos garantiza una compatibilidad inmediata con AMD Ryzen Vega, de los procesadores muy válidos con una robusta gráfica integrada comparable con el rendimiento de la Nvidia GeForce GT 1030, una tarjeta de vídeo dedicada. En resumen, una verdadera ganga si tenemos en cuenta la relación precio / rendimiento general, pero que generalmente desaconsejamos porque las placas base de la serie 300 requieren una tediosa actualización del BIOS. Este no es el caso con el Gigabyte AB350M-DS3H, que nos permite disfrutar de inmediato las últimas tecnologías AMD Ryzen y AMD Radeon Vega a través del puerto HDMI o DVI de la placa base. Una de las mejores placas base, que evalúa el rendimiento, el presupuesto y la simplicidad, preferiblemente acompañada por AMD Ryzen 3 2200G o AMD Ryzen 5 2400G.

Puedes comprar Gigabyte AB350M-DS3H en Amazon o si lo prefieres en eBay

Gigabyte H310M H (Placa madre Intel)

Esta placa base micro-ATX admite procesadores de socket LGA1151 y puede acomodar hasta 32 GB de memoria en las dos ranuras de RAM DDR4. Cuenta con una ranura PCIe x16 y dos PCIe x1, además de cuatro puertos de almacenamiento SATA. En la parte trasera encontramos dos puertos USB 3.1 Gen 1 y cuatro puertos USB 2.0.

Una placa base esencial pero satisfactoria que actúa como una punte  para acceder a la última plataforma Intel Coffee Lake. De hecho, puedes emparejarlo con cualquier procesador Intel de octava generación, aunque recomendamos una CPU en la misma banda, como el barato Intel Celeron G4900. Todavía tendrás la posibilidad de reemplazar la CPU más adelante, asegurando la longevidad de la configuración. Por el momento, sin embargo, puedes limitarte a usar el puerto HDMI integrado y disfrutar de la mejor placa base y procesador en relación precio/rendimiento.

Puedes comprar Gigabyte H310M H en Amazon o si lo prefieres en eBay

Gama media: menos de 100€

Aquí encontramos, en cambio, una propuesta de las mejores placas base adecuadas para cualquier contexto. Los productos más recomendados y vendidos se encuentran en esta gama, siendo el compromiso correcto entre las características técnicas, el diseño y el precio. Puedes combinar con estas placas base cualquier procesador de la serie respectiva, pero aún así lo guiaremos al equilibrio perfecto de toda la configuración. Aquí están las mejores placas base de Intel y AMD en este rango de precios.

MSI B350M Mortar (Placa madre AMD)

Esta placa base micro-ATX admite procesadores con Socket  AM4 y puede almacenar hasta 64 GB de memoria en cuatro ranuras DDR4 RAM. Cuenta con dos ranuras PCIe x16 y dos ranuras PCIe x1, así como cuatro puertos SATA y una ranura de almacenamiento M.2. En la parte trasera encontramos cuatro puertos USB 3.1 Gen 1 (uno de los cuales es USB Type-C) y dos USB 2.0. También tiene la posibilidad de overclocking CPU y RAM.

Una placa madre MSI sólida que combina funcionalidad y apariencia. Además de una ficha técnica muy satisfactoria, encontramos un diseño atractivo y consistente. La base negra se contrasta con las múltiples líneas rojas que enfatizan su apariencia: los LED ambientales en cada borde de la tarjeta, el evidente LED cerca del chip de audio y, finalmente, los puertos USB rojos. Perfecto para aquellos que desean un buen producto y un aspecto moderno.

Puedes comprar MSI B350M Mortar en Amazon o si lo prefieres en eBay

Gigabyte B360M D3H (Placa madre Intel)

Esta placa madre micro-ATX es compatible con los procesadores Socket LGA1151 y puede almacenar hasta 64 GB de memoria en las cuatro ranuras DDR4 RAM. Cuenta con una ranura PCI, dos ranuras PCIe x16 y una ranura PCIe x1, más seis puertos SATA y una ranura de almacenamiento M.2. En la parte trasera encontramos un puerto USB 3.1 Gen 2, tres puertos USB 3.1 Gen 1 (uno de los cuales es USB Type-C) y dos USB 2.0. Una placa base más capaz que las de la gama anterior, gracias a una ficha técnica en consonancia con los tiempos. Las cuatro ranuras para RAM, el USB Type-C, la ranura M.2 son todas características que hacen de esta placa base una opción más válida. Ideal para cualquier CPU Intel de octava generación, excepto los modelos K desbloqueados, que el chipset B360 no puede aprovechar al máximo. Por lo tanto, te ofrecemos una entre las mejores placas base de gama media.

Puedes comprar Gigabyte B360M D3H en Amazon o si lo prefieres en eBay

Gama alta: menos de 200€

Si quieres apuntar alto, esta gama destaca por su diseños singulares y capacidad de ampliación mejorada. Para aquellos que quieren sacar el máximo provecho de sus componentes o estar listos para importantes actualizaciones futuras. Productos preparados para las necesidades de hoy y de mañana, junto con un aspecto bastante agradable. Aquí está nuestra selección de las mejores placas base en este rango de precios.

ASRock X370 Killer SLI (Placa madre AMD)

Una entre las mejores placas base de gama alta, esta placa base ATX admite procesadores con Socket AM4 y puede almacenar hasta 64 GB de memoria en cuatro ranuras DDR4 RAM. Está equipado con dos ranuras PCIe x16 y cuatro ranuras PCIe x1, así como seis puertos SATA y dos ranuras de almacenamiento M.2. En la parte trasera encontramos ocho puertos USB 3.1 Gen 1 (incluido un USB Type-C). También tiene la posibilidad de overclocking CPU y RAM.

Un producto más definitivo que satisface las necesidades de los usuarios más exigentes. Las diferencias son obvias de inmediato, esta placa base tiene una ficha técnica completa. De hecho, el número de puertos y ranuras aumenta sustancialmente, trayendo consigo una elegante cover de E/S y disipadores de calor con cuerpo. Un buen compromiso, teniendo en cuenta el coste, que reconocemos como la mejor placa base en este rango de precios

Puedes comprar ASRock X370 Killer SLI en Amazon o si lo prefieres en eBay

MSI Z370 PC PRO (Placa madre Intel)

Esta placa base ATX admite procesadores de socket LGA1151 y puede almacenar hasta 64 GB de memoria en cuatro ranuras de memoria RAM DDR4. Cuenta con una ranura PCI, dos ranuras PCIe x16 y tres ranuras PCIe x1, además de seis puertos SATA y dos ranuras de almacenamiento M.2. En la parte trasera encontramos dos puertos USB 3.1 Gen 2 (uno de los cuales es un USB Type-C), cuatro puertos USB 3.1 Gen 1 y dos puertos USB 2.0. También tiene la posibilidad de overclocking CPU y RAM.

Aquí está finalmente la entrada a la escena del chipset Intel Z370. Aquí encontramos muchas ranuras y puertos disponibles, pero eso es lo que está oculto debajo de la carcasa lo que marca una diferencia real. Con esta placa base, finalmente podemos hace el overclock CPU y RAM, aprovechando las últimas tecnologías en la industria del hardware. El primer paso real hacia una configuración más versátil y de mayor rendimiento. Preferiblemente acompañado por un procesador Intel Coffee Lake desbloqueado y memorias con frecuencias superiores a 2666 MHz.

Puedes comprar MSI Z370 PC PRO en Amazon o si lo prefieres en eBay

ASUS Prime X470 Pro (Placa madre AMD)

Esta placa base ATX admite procesadores AM4 Socket y puede almacenar hasta 64 GB de memoria en cuatro ranuras DDR4 RAM. Cuenta con tres ranuras PCIe x16 y tres ranuras PCIe x1, más seis puertos SATA y dos ranuras de almacenamiento M.2. En la parte trasera encontramos dos puertos USB 3.1 Gen 2 y seis puertos USB 3.1 Gen 1 (uno de los cuales es un USB Type-C). También tiene la posibilidad de overclocking CPU y RAM.

Una placa base con una refinada ficha técnica y con un aspecto único. Habiendo alcanzado el límite de ranuras y puertos del chipset, los detalles pequeños , y sin embargo significativos, definen las diferencias entre los productos de gama alta. Por lo tanto, el chip de audio mejorado se abren camino, junto con la refrigeración pasiva de un dispositivo M.2 y la posibilidad de usar los USB 3.1 Gen 2 delanteros. En general, una tarjeta muy válida con un diseño neutral y elegante. Para una configuración óptima, te consejamos de combinarla con un procesador AMD Ryzen de segunda generación.

Puedes comprar ASUS Prime X470 Pro en Amazon o si lo prefieres en eBay

ASUS Prime Z370-A (Placa madre Intel)

Esta placa base ATX admite procesadores de socket LGA1151 y puede almacenar hasta 64 GB de memoria en cuatro ranuras de memoria RAM DDR4. Está equipado con tres ranuras PCIe x16 y cuatro ranuras PCIe x1, así como seis puertos SATA y dos ranuras de almacenamiento M.2. En la parte trasera encontramos dos puertos USB 3.1 Gen 2 (uno de los cuales es un USB Type-C), dos puertos USB 3.1 Gen 1 y dos puertos USB 2.0. También tiene la posibilidad de overclocking CPU y RAM.

Una placa base más cautivadora que se destaca por algunas particularidades. Los límites del chipset comienzan a sentirse, pero aquí hay pequeños trucos capaces de caracterizar la placa base. Aquí encontramos la refrigeración pasiva de una ranura M.2, el chip de audio mejorado y unas convenientes teclas para una resolución de problemas más simple. Todo acompañado por una iluminación RGB ligera y elegante, una placa base con la combinación correcta de diseño y funcionalidad. Aquí, también, recomendamos encarecidamente un procesador Intel Coffee Lake desbloqueado y RAM de alta frecuencia.

Puedes comprar ASUS Prime Z370-A en Amazon o si lo prefieres en eBay

El montaje

Después de haber elegido tu favorita entre las mejores placas base en el mercado, el siguiente paso es el montaje.
La instalación de la placa madre es aparentemente simple: simplemente alinea la tarjeta con los orificios provistos dentro de la caja y procede a atornillar todos los tornillos necesarios. Por simplicidad, sin embargo, es bueno instalar una CPU y RAM a priori (y también una posible SSD M.2) evitando operar dentro de los espacios estrechos de la carcasa. Nuestro consejo es colocar la placa base encima de su caja original y usarla como superficie de trabajo.

Una vez que se hayan instalado los componentes anteriores, observa el espacio interno de la carcasa y planea instalar la placa base. En primer lugar, es necesario montar la placa posterior, una pequeña placa de metal rectangular cuyos agujeros corresponden a las entradas / salidas en la parte trasera de la placa base. Será necesario instalarlo en su espacio especial en la parte trasera de la caja, insertándolo desde el interior hacia el exterior y asegurándose de que los agujeros se correspondan perfectamente con las puertas de la placa base. Es absolutamente el pasaje más olvidado en el ensamblaje de una computadora, también porque la placa posterior no se puede instalar una vez que la placa base está montada. Dicho esto, su función no es vital para el funcionamiento de la computadora, simplemente al proteger el interior de la carcasa de los cuerpos externos.

El siguiente paso es la instalación real de la placa base. Alinéalo con la placa posterior recién ensamblada y los diversos orificios de la carcasa, luego inserta los tornillos en cada ranura. Asegúrate de que la tarjeta esté firme, pero sin usar una fuerza excesiva durante el ensamblaje. ¡Aquí está, la placa base está instalada!

3926 usuario han encontrado útil la guía de compras. ¿Tú también?
Si tienes más dudas preguntale a Claudio Carelli a traves de la sección comentarios.