Ir a Tecnología
Ir a Videojuegos
Ir a Fotografía
Ir a Hogar
MacBook Pro Retina SSD: cuál comprar y cómo instalarla

MacBook Pro Retina SSD: cuál comprar y cómo instalarla

di Claudio Carelli
Specialist Memoria externa
actualizado el 28 de agosto de 2019
3651 usuarios han encontrado útil esta guía
3651 utenti hanno trovato utile questa guida
N.B. La guía MacBook Pro Retina SSD está monitoreada y actualizada mensualmente con las nuevas salidas del mercado. Para mayores detalles sobre cómo realizamos nuestras guías te recomendamos que visites: Cómo Trabajamos. La última actualización es de Octubre 2019.

Si estás buscando una Macbook Pro Retina SSD , has llegado a la página correcta. ¿Tu ordenador es demasiado lento y necesitas una nueva memoria que dé un poco más de velocidad y fluidez a tu Macbook Pro Retina? El mercado ofrece muchas soluciones, siempre y cuando se preste atención al modelo de ordenador que se ha adquirido, basado en el código de identificación para el período en el que salió. Vamos a verlos a todos.

Macbook Pro Retina SSD: cuál comprar

En esta guía hablamos de MacBook Pro Retina SSD. El nuevo MacBook Pro es bonito, potente, rápido… pero caro. Quizás hace unos años compraste un MacBook Pro Retina que ahora empieza a tener algunos problemas pero que sobre todo tiene la SSD llena de archivos. Pensando que era suficiente para ti, puede que hayas tomado un modelo con 128 o 256 GB de espacio, ya que la opción más alta tenía un coste desproporcionado, y ahora realmente te gustaría uno de los nuevos modelos con incluso 2 TB de SSD.

¿Hay algo que podamos hacer? Por supuesto, y la operación también es bastante rápida. Puedes sustituir la unidad SSD de tu MacBook Pro Retina por una más grande, y quizás reutilizar la antigua convirtiéndola en una memoria externa que se conectará al ordenador a través de USB. En esta guía te explicaremos los pasos que debes seguir para encontrar el modelo de tu MacBook Pro Retina, con instrucciones para comprar la SSD adecuada y instrucciones sencillas para montarla en tu portátil.

Lo primero que debes hacer es encontrar el modelo de tu MacBook Pro Retina. Puede que recuerdes el período de compra, pero eso no es suficiente. Cada Mac tiene su propio código de identificación único, y sólo unos pocos modelos son adecuados para los pasos de esta guía. Si, por ejemplo, te confundes y tienes un MacBook Pro que no es de Retina, puedes consultar nuestra guía dedicada SSD del MacBook Pro.

Para verificar el código de tu portátil, haz clic en el icono de Apple en la esquina superior izquierda y elige el primer elemento – Acerca de este Mac. A continuación, haz clic en Informe del sistema y, en la ventana que se abre, encontrarás el identificador del modelo a la derecha.

Los modelos compatibles con esta guía son:

  • MacBookPro10,1
  • MacBookPro10,2
  • MacBookPro11,1
  • MacBookPro11,2
  • MacBookPro11,3
  • MacBookPro11,4
  • MacBookPro11,5
  • MacBookPro12,1

Estos identificadores se aplican a prácticamente todos los MacBook Pro Retina entre 2012 y 2015. Para los dos primeros modelos (que son los más antiguos), la forma de las SSD es ligeramente diferente, pero el procedimiento de montaje es prácticamente idéntico. Para el nuevo MacBook Pro 2016, habrá que esperar a que aparezcan nuevas soluciones en el mercado. Dicho esto, averigüemos ahora qué unidades MacBook Pro Retina SSD están disponibles.

¿Tienes un portátil con Windows? También hemos elaborado una guía similar para las SSD de los portátiles.

Transcend Jetdrive 720 

Para los modelos más antiguos, la solución se llama Transcend JetDrive. Encontrarás los formatos de 240 GB, 480 GB y 1 TB e incluye una caja externa para reutilizar las antiguas unidades SSD y herramientas para desmontar el equipo. Sólo hay que tener cuidado al distinguir los modelos: el JetDrive 720 es para el MacBook Pro Retina de 13″ mediados de 2012, principios de 2013 (MacBookPro10,2).

Transcend Jetdrive 720 para MacBook Pro 13 pulgadas:

  • Kit da 240 GB
  • Kit da 480 GB
  • Kit da 1 TB

Puedes comprar Transcend Jetdrive 720 en Amazon o si lo prefieres en eBay Alternativamente Transcend Jetdrive 720 está disponibles en las variantes 480 GB o en la variante 960 GB.

Transcend Jetdrive 725

Para el MacBook Pro Retina de 15″ (mediados de 2012, principios de 2013, el nombre del modelo es MacBookPro10,1) necesitas una unidad SSD ligeramente diferente llamada Trascend JetDrive 725.

Transcend Jetdrive 725 para MacBook Pro 15 pulgadas:

  • Kit da 240 GB
  • Kit da 480 GB
  • Kit da 1 TB

Cuidado: estas unidades SSD no son compatibles con el MacBook Pro Retina descrito en el siguiente párrafo.

Puedes comprar Transcend Jetdrive 725 en Amazon o si lo prefieres en eBay Alternativamente Transcend Jetdrive 725 está disponibles en las variantes 480 GB o en la variante 960 GB.

OWC Aura Pro X

Los siguientes modelos de 13 y 15 pulgadas (de finales de 2013 hasta principios de 2015) cuentan todos con una unidad SSD similar, lo que facilita la elección. Así que tenemos la oportunidad de comprar uno de los modelos de OWC Aura Pro X, pero son diferentes de los que se ven en el párrafo anterior, aunque el nombre es similar. Comprueba siempre el ID de tu MacBook Pro Retina antes de realizar una compra; en este caso, se va desde el modelo 11.1 hasta el 12.1.

Los kits OWC también se pueden encontrar en tres formatos de memorias, con o sin los accesorios necesarios para desmontar el portátil (destornilladores, etc.) y la caja para reutilizar la SSD (llamada Envoy Pro). Para estas SSD también hay que instalar un controlador que permite habilitar el BootCamp. Puedes descargarlo en este enlace e instalarlo una vez que vuelvas a instalar el sistema operativo.

Se basan en tasas de transferencia más altas que las que se ofrecen en las unidades SSD de serie, más allá del Gb/s en todos los modelos.

Puedes comprar OWC Aura Pro X en Amazon. Alternativamente OWC Aura Pro X está disponibles en las variantes 480 GB o en la variante 960 GB.

SSD MacBook Pro 2016 e 2017

Desafortunadamente, desde 2016 Apple ha estado soldando SSDs directamente a la tarjeta lógica, lo que hace imposible que el usuario se actualice y que se vede obligado a dirigirse a un Apple Store o a un distribuidor Premium autorizado para actualizar el disco.

MacBook Pro Retina SSD: cómo instalarla

Antes de comenzar el desmontaje, asegúrate de revisar el equipo necesario.

  • Es imprescindible disponer de un destornillador Torx punta 5 (o T5) y de un Pentalobe punta 5 (o P5) para desmontar el PC. Esto normalmente se incluye con los kits de actualización, donde también encontraremos un objeto en forma de púa de plástico para levantar el conector de la batería. Si necesitas todos los destornilladores, puede comprar un juego como este que los contiene todos y es útil para desmontar objetos electrónicos en general.
  • Haz una copia de seguridad completa de tus datos. Puedes usar Time Machine u otras soluciones, pero hazlo si no quieres perder ningún archivo.
  • Crea una unidad USB para reinstalar el sistema operativo. Puede que no sea necesario si realizas el procedimiento de instalación mediante recovery, pero es muy recomendable tener una pendrive con el sistema operativo dentro. El procedimiento para Sierra macOS está en esta página, pero es igualmente válido para todos los demás sistemas operativos posteriores.
  • Busca un entorno luminoso y estable en el que trabajar. Sólo se tarda unos minutos en llevar a cabo el procedimiento, pero es importante evitar dañar un ordenador abierto. Ridble obviamente no es responsable por daños accidentales a tu computadora o pérdida de datos.

Lo primero que debes hacer es desconectar el MacBook Pro Retina de la fuente de alimentación y voltearlo para tener el panel inferior en la parte delantera. Aquí puedes ver 8 tornillos en el perímetro de la máquina. Dos de ellos, los de arriba en la escrita  “MacBook Pro”, son diferentes de los demás: empieza a quitarlos y guárdalos por separado. A continuación, procede con los otros 6 tornillos, que se desprenderán rápidamente. Una vez hecho esto, puedes quitar todo el panel: sólo tienes que tirar suavemente de la salida de aire, una vez más exactamente sobre la inscripción MacBook Pro.

Una vez removida, debes separar la batería del resto de los componentes. Observarás, exactamente en el centro, una etiqueta en forma de T invertida: allí tienes que actuar con la púa de plástico (o un material no conductor similar) y levantar suavemente el conector con una palanca. Se desprenderá de una sola vez y en ese momento, tal vez puedas quitarle el polvo (para los ventiladores, utilices un cepillo y evita el aire comprimido).

 

La SSD se encuentra a tu izquierda, encima de la batería y debajo de uno de los ventiladores. Es un pequeño módulo sostenido por un tornillo. Quítalo con el mismo destornillador de antes y guárdalo con cuidado, luego, con cuidado, levanta la SSD unos milímetros y sácalo de su alojamiento:una vez quitado podrás guardarlo. Ahora haz la operación inversa: coge la nueva SSD del MacBook Pro Retina e insértala en lugar de la antigua, y fíjala con el tornillo. Ahora vamos hacia atrás: reconecta la batería y finalmente posiciona el panel, y luego cerrarlo con los 8 tornillos quitados previamente – ten cuidado otra vez con los dos de la parte superior que son diferentes. Voila, SSD reemplazada.

Ahora puedes colocar la unidad SSD antigua dentro de la caja que viene con los distintos kits (si los has comprado). Por lo general, simplemente introdúcelo como lo hiciste en tu portátil y fíjalo con un par de tornillos; es un procedimiento sencillo. A continuación, puedes conectar la unidad SSD al MacBook Pro Retina a través de cualquier cable USB y utilizarla como cualquier disco duro externo. Voltea el ordenador, ábrelo y enciéndelo: obviamente no funcionará hasta que reinstales el sistema operativo. Sucesivamente puedes volver a instalarlo con el uso de la recovery de macOS integrada o con el pendrive creado previamente.

Para el primer método, enciende la computadora e inmediatamente después del gong de sonido, presiona Command + R juntos. Si todo va bien, iniciará la Internet Recovery, capaz de descargar el sistema operativo y volver a ponerlo en marcha. Pero este procedimiento a veces se salta, así que mi consejo es usar un pendrive. Todos los pasos se describen en nuestra guía de instalación del macOS Sierra, pero es cuestión de encender el MacBook con la unidad USB insertada y mantener pulsada la tecla Opcion (es decir, Alt). Esto nos permitirá elegir el disco de arranque (en este caso queremos el externo) y reinstalar macOS en pocos minutos.

Una vez hecho esto, tendrás un ordenador como nuevo, con mucho más espacio de almacenamiento disponible y una unidad externa extremadamente rápida donde podrás guardar otros datos. Luego, puedes proceder a recuperar archivos antiguos de ambas copias de seguridad y utilizar el Asistente de Migración integrado de MacOS, conectando las unidades SSD antiguas a través de USB y haciendo que la herramienta haga su trabajo.

3651 usuario han encontrado útil la guía de compras. ¿Tú también?
Si tienes más dudas preguntale a Claudio Carelli a traves de la sección comentarios.