Ir a Tecnología
Ir a Videojuegos
Ir a Fotografía
Ir a Hogar
Disco duro externo Xbox One: los mejores para ampliar la memoria de tu consola

Disco duro externo Xbox One: los mejores para ampliar la memoria de tu consola

di Matteo Gobbi
Specialist Accesorios Xbox One
actualizado el 10 de mayo de 2019
2 usuarios han encontrado útil esta guía
2 utenti hanno trovato utile questa guida
N.B. La guía disco duro externo Xbox One está monitoreada y actualizada mensualmente con las nuevas salidas del mercado. Para mayores detalles sobre cómo realizamos nuestras guías te recomendamos que visites: Cómo Trabajamos. La última actualización es de Mayo 2019.

El principal objetivo que queremos alcanzar con esta guía dedicada al disco duro externos Xbox One es enseñart cómo y qué modelo seleccionar para tus necesidades. La capacidad de ampliar la memoria de tu consola es cada año más importante, dado el aumento constante del espacio necesario para la instalación de los títulos AAA y el considerable aumento del volumen ocupado por los paquetes de texturas DLC o 4K en los títulos optimizados para Xbox One X. Dicho esto, averigüemos cuáles son las características a tener en cuenta si estás interesado en buscar un disco duro externo para tu consola.

Disco duro externo Xbox One: cuál comprar

No hay muchos puntos que analizar en un disco duro externo Xbox One, ya que sólo se necesitan dos requisitos previos. El primera es que el producto en cuestión tenga una capacidad mínima de al menos 256 GB y una capacidad máxima de 16 TB. Pensando en términos de calidad / precio, sin embargo, nuestro consejo final es permanecer en el rango de 1 – 4 TB. De esta manera evitarás comprar modelos innecesariamente pequeños o demasiado caros.

El segundo, por otro lado, se refiere al tipo de conexión presente y a la velocidad de transmisión de los datos. Para poder utilizar un Disco Duro externo con nuestra consola necesitaremos necesariamente una interfaz USB 3.0 o superior, de lo contrario no sería compatible debido a la insuficiente velocidad de transmisión de datos. Otro factor que puede ser más o menos importante a tener en cuenta es si el disco duro en cuestión es autoalimentado o requiere alimentación externa. Nuestra sugerencia es favorecer los productos autoalimentados, para reducir el número de cables flotantes y mejorar su funcionalidad, pero ambas variantes son competentes y válidas; recuerda en todo caso no mover el Disco Duro externo de Xbox One cuando esté activo para evitar daños irreversibles en el disco.

La velocidad de transmisión

Un límite innato dado por la propia consola es la ya obsoleta interfaz SATA II, que hace innecesario comprar un Disco Duro con más de 5.400 RPM (rotaciones por minuto) y 3 Gbit/s de velocidad de transmisión de datos. En teoría, un disco duro externo podría eludir este límite, ya que los puertos USB 3.0 (presentes tanto en la Xbox One como en la Xbox One S) admiten hasta 5 Gbit/s, pero si se tienen en cuenta varios factores, como la latencia y el fenómeno de overhead de los protocolos, el rendimiento de un disco duro externo es comparable en la práctica al de un disco duro integrado.

¿Vale la pena un HDD frente a un SSD?

Sin embargo, esto no es tan limitante en el caso de la consola Redmond más reciente, ya que esta última está equipada con una interfaz SATA III mucho más moderna. Gracias a esta adición, de hecho, Xbox One X es capaz de aprovechar con seguridad la mayor velocidad de transmisión de datos que ofrecen las unidades SSD y SSHD, por lo que el usuario tiene a su disposición dos posibilidades: ampliar la memoria con un disco duro externo o, alternativamente, comprar una unidad SSD para acelerar toda la plataforma.

El coste de una SSD gaming es claramente superior al de un disco duro y el proceso de migración de un disco duro integrado a una SSD (tamaño máximo de 2,5″) puede no estar al alcance de todos los usuarios en términos de conocimientos informáticos necesarios, pero ambas opciones tienen sus ventajas (más velocidad y mejor relación capacidad/precio). Depende de ti elegir lo que prefieras actualizar, pero nada te impide claramente optar por ambas soluciones si tu cartera lo permite.

Disco duro externo Xbox One de gama media-baja

Toshiba Canvio Basic 1 TB

Como solución básica, te ofrecemos este disco duro externo Xbox One de 1 TB , que es más que suficiente para actualizar nuestra capacidad de almacenamiento sin grandes gastos. El tamaño y el peso del dispositivo son muy compactos (11,9 x 7,9 x 1,8 cm por 200 gr) y gracias al soporte de la interfaz USB 3.0 es totalmente compatible con la última generación de consolas Microsoft. Simple y excelente relación calidad-precio, este disco duro externo es, por lo tanto, un buen complemento para cualquier Xbox One y más que suficiente para la mayoría de los usuarios.

Puedes comprar Toshiba Canvio Basic 1 TB en Amazon o si lo prefieres en eBay

Disco duro externo Xbox One de gama media

Western Digital WD Elements 2 TB

Si lo que buscas es un disco duro externo Xbox One con una capacidad superior a 1 TB, entonces Western Digital WD Elements en el formato de 2 TB es probablemente la mejor solución para tu caso. La capacidad de 2 TB es impresionante, lo que te permite instalar docenas de juegos y DLCs sin ningún problema, lo que resulta más que suficiente incluso para los jugadores más voraces. El tamaño y el peso siguen siendo pequeños (11 x 8,2 x 2,1 cm por 231 gr), lo que contribuye aún más a hacer de este producto, en nuestra opinión, el mejor disco duro externo Xbox One por calidad / precio.

Puedes comprar Western Digital WD Elements 2 TB en Amazon o si lo prefieres en eBay

Disco duro externo Xbox One de gama alta

Seagate Game Drive Xbox One (2/4 TB)

Si una de tus principales prioridades es poder utilizar tu disco duro externo Xbox One como una biblioteca para llevar fuera de casa, quizás a la casa de un amigo, entonces esta solución de Seagate podría ser realmente útil para ti. El coste del producto es ligeramente superior al del párrafo anterior, siendo casi idéntico en rendimiento y almacenamiento (2 TB) pero ofreciendo al mismo tiempo un par de ventajas. El primero es el formato, que de hecho tiene un tamaño más pequeño (11,7 x 8 x 1,5 cm) y un peso significativamente menor de 168 gramos, pero la mayor ventaja de este producto es la característica de la unidad de disco duro Seagate Game Drive, que junto con su naturaleza plug-and-play te permite utilizar la unidad de disco duro con otra Xbox One sin perder ni un segundo.

Puedes comprar Seagate Game Drive Xbox One 2 TB en Amazon.

Seagate Game Drive Xbox One 2 TB
Precio recomendado: € 99.99Precio: € 89.98

Además, señalamos que también existe una versión de 4 TB, que es doblemente grande. Esta versión tiene las mismas funcionalidades pero es un poco más grande en tamaño y peso (11,7 x 8 x 2,1 cm para 240 gr). Además, la compra incluye una suscripción  Xbox Game Pass de forma gratuita durante un período de dos meses. Aunque no es una opción que sugerimos a cualquier usuario, con una relación calidad-precio muy circunstancial, sigue siendo la mejor solución cuando se trata de discos duros externos Xbox One.

Puedes comprar Seagate Game Drive Xbox One 4 TB en Amazon.

Seagate Game Drive Xbox One 4 TB
Precio recomendado: € 179.99Precio: € 133.5
2 usuario han encontrado útil la guía de compras. ¿Tú también?
Si tienes más dudas preguntale a Matteo Gobbi a traves de la sección comentarios.